Freddie Prinze intentó asesinar a John Travolta con una ballesta en los años 70, según Jimmie Walker - Radio Chécheres

última hora

Post Top Ad

Post Top Ad

lunes, 21 de septiembre de 2020

Freddie Prinze intentó asesinar a John Travolta con una ballesta en los años 70, según Jimmie Walker

Freddie Prinze intentó asesinar a John Travolta con una ballesta en los años 70, según Jimmie Walker


La historia de Hollywood está repleta de anécdotas a cuál más increíble. Muchas fueron compartidas con el público a través de tabloides, entrevistas y biografías, mientras otras van saliendo a la luz a medida que pasa el tiempo tras mantenerse bajo el más absoluto secreto. Y una de ellas tiene como protagonista el intento de asesinato de John Travolta.

Ver esta publicación en Instagram

#Roast #Muhammadali #Freddieprinzesr

Una publicación compartida de David De Jesus (@daviddejesus1998) el


El comediante Jimmie Walker desveló la insólita historia durante una entrevista para The Comedy Store, la próxima serie de Showtime que resume el legado que dejó este teatro que sirvió de cuna para muchos humoristas exitosos. Él la conoce porque la vivió de primera mano cuando acompañó a Freddie Prinze hasta casa de Travolta armado con una ballesta y varias flechas.

Corrían los años 70s y Freddie Prinze, el padre de Freddie Prinze Jr., era uno de los comediantes más prometedores de Hollywood. Su carrera estaba en pleno ascenso tras causar sensación como humorista profesional en los escenarios de Nueva York y hacer su primera aparición televisiva a gran escala en el programa de Johnny Carson, comenzando una carrera en TV que lo llevaría por otros programas. En poco tiempo era toda una estrella y protagonizaba Chico and the man, una sitcom sobre un mecánico chicano (término que se refiere a estadounidenses con ascendencia mexicana) que trabajaba para un anglosajón gruñón. Apenas tenía 20 años cuando estrenó la serie en 1974.

Pero según contó su amigo y compañero humorista Jimmie Walker a The Comedy Store, Freddie sentía celos y rabia contra John Travolta porque le estaba robando su lugar como ídolo juvenil en las portadas de revistas. Page Six tuvo acceso a las declaraciones que dio el humorista al programa, que se estrenará el 4 de octubre en EEUU, revelando que el propio Prinze le dijo por teléfono que “tenían que asesinar a John Travolta”.

Le dijo que “él era la mayor estrella de la televisión” y “el más gracioso” a lo que Jimmy le respondió “bueno, hay mucha gente en televisión. Yo estoy en televisión”.

“Pero no eres más grande que yo” le respondió Freddie. “Soy el más grande. Soy el mejor. Todos me conocen. Soy el más gracioso”.

Por aquel entonces, John Travolta todavía no se había convertido en estrella internacional con Fiebre del sábado noche, sino que recién comenzaba a escalar peldaños como ídolo juvenil gracias a la serie Welcome Back Kotter, la canción Let her in y el telefilme El chico de la burbuja de plástico. Y si bien Jimmie cuenta que intentó quitarle la idea de asesinarlo, sus intentos no funcionaron y los dos terminaron conduciendo hasta el apartamento del actor.

Por suerte, John no estaba en casa pero eso no detuvo a Freddie Prinze que disparó tres flechas de ballesta hacia la puerta de entrada.

A Travolta no le pasó nada, pero la historia no fue tan benevolente con Prinze. El comediante sufría de depresión ante el inminente divorcio que lo separaría de su hijo y sus allegados conocían su macabro sentido del humor al jugar a la ruleta rusa delante de ellos por puro entretenimiento (según EW). Pero en la noche del 28 de enero de 1977, Freddie Prinze se disparó en la cabeza delante de su asesor financiero después de hablar por teléfono con su ex. Prinze fue llevado al hospital donde lo operaron de urgencia, pero al día siguiente su familia se vio obligada a quitarle la respiración asistida. Tenía 22 años. Su hijo, Freddie Prinze Jr. tenía apenas 10 meses.

Es más, unos meses antes había firmado un contrato de cinco años con la cadena NBC por $6 millones. Era más grande que Travolta en ese momento de su vida.

Antes de morir, Prinze había llamado a varios amigos y familiares para despedirse, y dejado una nota donde anunciaba su decisión de quitarse la vida. Ese mismo año la policía determinó que la muerte había sido un suicidio, sin embargo, su madre presentó una demanda civil en 1983 y el jurado decidió que la muerte había sido accidental y provocada por la medicación, recibiendo una alta cuantía de dinero por parte del seguro.

En su anécdota, Jimmie Walker bromeó ante la duda que debe haber atormentado a Travolta todos estos años sobre quién habría atacado su puerta aquel día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad