#Ahora

7/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Duque aprueba proyectos según su conveniencia

Duque aprueba proyectos según su conveniencia


Así lo evidencia la aprobación que el mandatario de los colombianos dará al Pacto Territorial Cesar-La Guajira, a la ley de Vivienda y a otros proyectos que beneficiarán a esos departamentos de la costa norte del país.

El monto de la inversión será de $3,7 billones y cobijará a los sectores de transporte, vivienda, educación, agua potable, salud, seguridad, cultura, agricultura, energía, comercio y deporte. Duque también desembolsará recursos para el alcantarillado pluvial del norte así como para la construcción de viviendas rurales en el Cesar. Otorgará simbólicamente las llaves a 320 familias que integran el proyecto de vivienda «Mirador del Valle». En Aguachica, Duque inaugurará la Institución Educativa Santa Teresa, que albergará a estudiantes de todos los niveles educativos; entregará 200 motocicletas a la Policía Nacional y anunciará el inicio de la construcción del Comando de la Policía Metropolitana. Los gobernadores del Cesar (Luis Monsalvo Gnecco) y de la Guajira (Nemesio Roys Garzón) son de la línea política del gobierno nacional y apoyaron a Duque en su aspiración a la presidencia.

Polémico clan Gnecco aterriza donde Duque con aval de la campaña | La Silla  Vacía
Luis Monsalvo Gnecco

Duque y Nemesio Roys


Hasta ahí, y con profundas dudas sobre el manejo que se le dará a esos recursos de parte de los representantes de esas castas políticas tradicionales, podría decirse que el presidente cumple sus funciones. Sin embargo, lo que genera dudas sobre su eficiencia e imparcialidad es su actuar con respecto a la oposición política: Duque ha tenido una postura diametralmente opuesta, por ejemplo, con los proyectos de otro mandatario costeño: El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo Ómar. 



El alto funcionario de Duque, Luis Alberto Rodríguez, director del DNP, quien estará presente en la aprobación e inauguración de los distintos y profusos proyectos en el Cesar, es el mismo que está involucrado en el Pacto de Ciénaga, una alianza delictiva entre alcaldes y clanes políticos opositores de Caicedo que tiene por objetivo sabotearle los proyectos y adueñarse de las regalías del Magdalena a cambio de apoyar la candidatura presidencial del Ministro Holmes Trujillo o algún otro que cargue el letrero de «el que dice Uribe» en 2022. Un perverso cruce de favores que, a nivel regional, se propone devolverle el poder político a los clanes corruptos que por años expoliaron las arcas del pueblo Magdalenense; y, a nivel nacional, asegurar la continuidad del uribismo en la primera magistratura del país.

 



Se excluye al gobernador Caicedo de las juntas de seguridad departamental, de los eventos conmemorativos, culturales o administrativos, etc. Lo quieren convertir en un paria político y hundir sus programas de gobierno para hundir también sus aspiraciones presidenciales a futuro; todo esto, desde luego, bajo las órdenes y la mirada complaciente del presidente Duque, que apoya o sabotea proyectos según su convencía política, o politiquera. Para sus aliados, todo; para sus opositores, nada, o sí: una recia y feroz persecución.

NOTAS ADICIONALES:

Sobre el actual gobernador del Cesar, Luis Monsalvo Gnecco:

Sobre el actual gobernador de la Guajira, Nenesio Roys Garzón: