#Ahora

7/recent/ticker-posts

Header Ads Widget


¡Sanciones! razón de guerra nuclear entre EEUU y Corea del Norte

Corea del Norte ha advertido de que el aumento de las sanciones de EE.UU. en su contra allana el camino hacia una guerra atómica.
Washington está ejerciendo una fuerte presión sobre Corea del Norte, creando una grave situación de crisis que puede devenir en cualquier momento en un ataque nuclear como represalia en territorio continental de EE.UU.”, ha aseverado este lunes un portavoz de la Comisión Nacional de Defensa norcoreana.

Afirma también que las presiones antinorcoreanas provocarían la autodestrucción de EE.UU. y añade que si Washington viola la soberanía de Corea del Norte, se enfrentará a “duros golpes”.
Tras instar a Washington y sus aliados a abandonar la política de sanciones contra el país asiático por sus pruebas nucleares y de misiles, el portavoz ha afirmado que Pyongyang está dispuesto a participar en negociaciones para aliviar la situación de tensión en la península coreana.
A continuación, ha hecho hincapié en que las sanciones “ilegales” impuestas por EE.UU. tras los recientes ensayos nucleares y de misiles de Corea del Norte son parte de una estrategia “anacrónica y suicida” que solo logrará fortalecer la voluntad del Ejército y el pueblo norcoreano para acabar con sus enemigos.
Tales denuncias se produjeron después de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó el 16 de marzo una orden ejecutiva que impone nuevas sanciones contra Pyongyang.
En particular, ordenó un embargo contra toda propiedad del Gobierno norcoreano en el suelo estadounidense y a los activos relacionados con los sectores industriales del país asiático, incluyendo los ámbitos de transporte, minería y energía.
La tensión en la península de Corea se volvió a disparar después de que Pyongyang llevara a cabo su cuarta prueba nuclear el pasado 6 de enero y un mes después lanzara un cohete con un satélite en lo que pudo ser un ensayo encubierto de un misil balístico.
El país asiático también disparó el 17 de marzo otro misil balístico en el mar de Japón (conocido también como mar del Este), una medida que provocó la ira de Washington.