Un poema de Fernando Pessoa para leer en tiempos de incertidumbre - Radio Chécheres

última hora

Post Top Ad

Post Top Ad

martes, 22 de septiembre de 2020

Un poema de Fernando Pessoa para leer en tiempos de incertidumbre

Un poema de Fernando Pessoa para leer en tiempos de incertidumbre


La incertidumbre y la impertinencia es algo inherente a la vida, sin embargo, nos suele costar gestionarla y aceptarla. Esta poesía del escritor portugués nos recuerda que la existencia sigue su propio camino.

  Como en todo depende de cada persona, pero, en general, no saber lo que nos depara el futuro (a corto o largo plazo) nos suele generar inquietud y angustia. La inestabilidad puede despertar en nosotros sentimientos de tristeza, enfado, frustración e incluso determinar nuestra cotidianidad.

Esta reacción negativa frente a la incertidumbre puede tener que ver por una falsa ilusión de pensar que los seres humanos somos capaces de controlar todo, incluido lo más incontrolable: la vida en sí.

Desde el momento que nacemos, el cambio es algo inseparable de la vida. Lo que hoy sentimos como seguro, puede ser que mañana haya cambiado por completo




Con sus aires filosóficos y melancólicos, el poeta luso nos presenta una visión de la vida desde la aceptación de que esta es como un líquido que sigue su propio curso. Imposible de ser ni controlado ni medido, ni de seguir nuestra voluntad ni deseos:



No tengas nada en las manos
ni una memoria en el alma.

Que cuando pongan en tus manos el último óbolo,
al abrir
las nada caiga de ellas.

¿Qué trono te quieren dar
que Átropos no te quite?

¿Qué laurel que no se marchite
en los arbitrios de Minos?

¿Qué horas que no te reduzcan
a la sombra que serás

cuando de noche estés
al fin del camino?
Toma las flores, pero suéltalas
apenas miradas.

Siéntate al sol. Abdica
y sé rey de ti mismo.



[Não tenhas nada nas mãos
Nem uma memória na alma,
Que quando te puserem
Nas mãos o óbolo último,

Ao abrirem-te as mãos
Nada te cairá.

Que trono te querem dar
Que Átropos to não tire?

Que louros que não fanem
Nos arbítrios de Minos?
Que horas que te não tornem
Da estatura da sombra

Que serás quando fores
Na noite e ao fim da estrada.

Colhe as flores mas larga-as,
Das mãos mal as olhaste.

Senta-te ao sol. Abdica
E sê rei de ti próprio.]


Por Juan Pablo HZ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad