Ranking de las 10 últimas películas ganadoras del Oscar - Radio Chécheres

última hora

Post Top Ad

Post Top Ad

sábado, 23 de febrero de 2019

Ranking de las 10 últimas películas ganadoras del Oscar

Ranking de las 10 últimas películas ganadoras del Oscar

Ordenar a las 10 películas ganadora del Oscar principal no es tarea fácil. Básicamente porque todas son buenas. No es que una sea peor que otra, más bien todo lo contrario. Pero ante la inminente ceremonia número 91 de la Academia el domingo 24 de febrero, he intentado ordenarlas según mi crítica y gusto. Es decir, si hubiera un Oscar a la mejor de las 10 ¿a cuál se lo darían?Pauta con Radio Chécheres 
10.- THE ARTISTAsí como este año se vive el furor por la película mexicana de Alfonso Cuarón, de origen mexicano y en blanco y negro, hace siete años lo vivía Michel Hazanavicius con su homenaje al cine mudo, a la era dorada de Hollywood y, también, al formato sin color.
En la ceremonia de 2012 partía con diez nominaciones -al igual que Roma- y ganó cinco a mejor película, director, actor (Jean Dujardin), diseño de vestuario y banda sonora. Por aquel entonces, la película era el producto perfecto para la Academia. Una cinta que enamoraba al amante del cine de la vieja escuela y que homenajeaba aquello que la Academia celebra: la propia industria del cine.
The Artist conseguía captar la magia del cine que creó a los primeros cinéfilos del mundo con espectáculo visual, una historia de amor sencilla y un perro que se robaba el protagonismo absoluto. Era carne de Oscar. Pero sus intenciones pecaban de ser repetitivas. Su encanto es evidente, pero de las ultimas diez premiadas no es precisamente la favorita.
9.- SLUMDOG MILLIONAIREConfieso que tengo una gran debilidad por el cine de Danny Boyle y tuve que pensar mucho en dónde colocar su única película premiada con el Oscar. Además de la estatuilla a mejor película en 2009, ganó otras siete destacando mejor director, guion adaptado y fotografía. Y, para ser sinceros, era la mejor de entre las nominadas de aquel año (con perdón de Frost/Nixon).
Su estilo visual de acompañar el drama con elementos trepidantes vuelve a estar presente, pero Slumdog Millionaire no es mi favorita. Es de esas producciones que parecen pasar por un curso de la “escuela para ganar el Oscar”. Es un espectáculo visual y una experiencia emotiva para ver en la gran pantalla. Tiene romance, aventura y un mensaje de superación con final feliz, y musical, incluido. Es redonda. Pero, a mi parecer, el resto fueron mejores.
8.- BIRDMAN O (LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA)
Reconozco que yo no tuve debilidad por esta película de Alejandro González Iñárritu, a excepción de su estilo visual filmado en un aparente y único plano secuencia. Birdman fue una película inusual para la Academia que, con esta producción, comenzó a marcar tendencia con una nueva valentía entre los miembros para votar a producciones que salían de la norma. Cuando, aquel año de 2015, la favorita “clásica” era Boyhood.
Estaba nominada en siete categorías, y ganó cuatro a mejor película, director, guion y actor para Michael Keaton. Birdman es una película plagada de simbolismos que ha provocado todo tipo de teorías para explicar sus significados. Es interesante, diferente, ambiciosa y un ejemplo de lo que una mente creativa puede conseguir detrás de la cámara.
7.- EL DISCURSO DEL REYLa historia de superación del rey Jorge VI de Reino Unido, que aprende a afrontar su tartamudez con la ayuda de un fonoaudiólogo para dar a la nación la declaración de guerra a Alemania en 1939 ganó cuatro premios Oscar, incluyendo mejor película, director, guion original y actor para Colin Firth. Un pleno redondo en la ceremonia de 2011, en donde había otras favoritas como Origen, Toy Story 3, La red social, Cisne negro True Grit. Aquel año había mucho para elegir.
La película es un biopic ejemplar, dramatizado a la perfección y con el toque de humor británico suficiente para llegar a todo el mundo. Pero si la película brilla es sobre todo por la interpretación magistral de Colin Firth. Una película previsible, sin dudas, pero perfecta para el Oscar.
6.- ARGONos remontamos a 2013, cuando la Academia se decantó por este thriller político dirigido por Ben Affleck. La cinta cuenta el rescate de seis diplomáticos en Irán bajo una operación de la CIA que utilizó el pretexto de estar rodando una película de ciencia ficción para conseguirlo. Argo fue aplaudida por la crítica y ganó tres premios a mejor película, guion adaptado y edición. Pero, poco después, fue criticada por ciertos errores históricos. Sobre todo por minimizar el papel de la embajada canadiense en el rescate.
En aquella ceremonia número 85 de la Academia, la película se enfrentaba a favoritas como La vida de Pi, Zero Dark Thirty y Amor. Y aunque Affleck no fue nominado a mejor director -uno de los indicativos principales para pronosticar la ganadora a mejor película- Argo se hizo con el premio máximo.
Argo fue mi favorita de aquel año porque mantenía la tensión a lo largo de sus 120 minutos de metraje. Era trepidante y dramática, con el toque justo de humor negro para mantener el interés constante. El cuidado al detalle le merecía la nominación a Ben Affleck -que como decía, no consiguió- pero aun así, hubo otras cinco mejores.
5.- MOONLIGHTLa crítica le dio una aprobación del 98%, siendo la mejor calificada en RottenTomatoes de todas las propuestas aquí nombradas. Pero no es mi número uno. Quizás sí la de ustedes. Pero sí es mi número cinco.
Tras el éxito de Birdman en 2015, la Academia siguió demostrando su tendencia de prestar atención a las historias menores, a esas películas más atrevidas y audaces que llegaban a apostarlo todo por el Oscar, al premiar a Moonlight en la ceremonia de 2017 con tres estatuillas.
Barry Jenkins nos emocionó hasta lo más profundo con esta historia de superación que abría los ojos a la terrible realidad que vive un protagonista afroamericano y homosexual en la sociedad de hoy en día. La película nos lleva por tres etapas de su vida, haciendo que conectemos con él, lo comprendamos y vivamos su emoción pero también su dolor. Una película preciosa que llegó a vencer a la favorita clásica de aquel año, La La Land. Y si, con debacle de sobre incluido.
4.- 12 AÑOS DE ESCLAVITUDMe encanta el cine de Steve McQueen. Es un director que hasta ahora parece haber sido menospreciado por las grandes masas amantes del blockbuster, pero es un cineasta con una sensibilidad única y especial para conectar con sus historias y hacernos conectar con ellas.
Tras ser pasado por alto con dos de sus grandes películas, Hunger Shame, la Academia tomó nota cuando este británico contó una historia real americana. La de Solomon Northup, un afroamericano libre que terminó siendo esclavizado en el 1800s. Ganó tres estatuillas, mejor película, guion adaptado y actriz de reparto para Lupita Nyong’o en 2014. Y si hacen memoria, era el año en que muchos daban a Gravity como ganadora.
Una vez más, la Academia premió a esta película que contaba la crueldad y violencia de la esclavitud a través de una historia cargada de dolor y esperanza. 12 años de esclavitud es una cinta brutal pero brillante, y su éxito hizo que hoy en día se enseñe la historia de Solomon en las escuelas americanas.
3.- LA FORMA DEL AGUAFue la gran vencedora de la pasada edición de 2018. Guillermo del Toro nos enamoró de nuevo del cine con esta obra maestra sobre el amor en todas sus formas. Sobre los monstruos de nuestras vidas, el poder del amor y la fuerza de las imágenes como un medio único de emociones a través de una pantalla.
Esta película era mágica. Un ejemplo de lo que el cine es capaz de conseguir cuando nos abrimos a una historia. Es por películas como esta que muchos amamos el cine.
2.- SPOTLIGHT (CONOCIDA COMO EN PRIMERA PLANA EN HISPANOAMERICA)Debo reconocer que, como periodista, tuve gran debilidad por este drama biográfico de Tom MCarthy. La historia de los periodistas del Boston Globe que destaparon los secretos de pederastia en la Diócesis de la ciudad es un ejemplo magistral de cómo contar una biografía.
La cinta ganó solo dos estatuillas en 2016, también a mejor guion original, cuando se enfrentaba a otras favoritas como La Habitación, El Renacido, Martian, Mad Max: Fury Road El puente de los espías.
Spotlight superó a toda la competencia con una propuesta plagada de información contada al detalle y un desarrollo con la tensión suficiente para mantenernos en vilo, incluso a aquellos que ya conocían la cobertura ganadora del Pulitzer. La magia de esta producción es que McCarthy deja que la historia sea la heroína final, y no los protagonistas.
1.- EN TIERRA HOSTIL (CONOCIDA COMO VIVIR AL LIMITE EN HISPANOAMERICA)Fue la ganadora del año 2010, llevándose seis estatuillas. E incluso, hasta hoy en día, Kathryn Bigelow sigue siendo la única mujer en jamás haber ganado el Oscar a mejor director. Un récord que seguirá manteniendo puesto que la Academia ha obviado a las cineastas de nuevo en la ceremonia de 2019.
La efectividad de En tierra hostil reside en que no se trata de una película bélica sin más, sino que es un ensayo cuidado y detenido del impacto psicológico que puede tener el stress del combate en soldados, incluso en los más entrenados. La película sigue a una brigada de artificieros en Irak, con la mejor actuación en la carrera de Jeremy Renner.
La cinta es cuidada e inteligente. Con una estilo que mantiene la tensión y provoca imágenes épicas inolvidables para el género. Sin dudas, es la mejor película bélica de los últimos años.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad