#Ahora

7/recent/ticker-posts

Header Ads Widget


Industria textilera pide un aumento real a aranceles de importaciones

Industria textilera pide un aumento real a aranceles de importaciones


El Gobierno nacional, en cabeza del Ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, propuso aumentar aranceles a las importaciones de productos textiles, sin embargo, esta medida no es suficiente para proteger a los empresarios y trabajadores, quienes se verán en desventaja frente a otros países con un costo de producción más bajo


La industria textil y de confecciones en Colombia hace parte de un amplio sector de la economía y tiene la capacidad de generar empleo con más facilidad, en comparación con otros. Sin embargo, en los últimos años los trabajadores se han visto afectados por la disminución de sus puestos de trabajo, ya que desde 2019 se redujo la cantidad de operarios, de 1,8 millones a 1,6 millones y con el confinamiento se perdieron alrededor de 120 mil puestos más. Esto último debido a la crisis agravada por la pandemia.

Pero antes de esta situación, el Gobierno se había comprometido en campaña a mejorar las condiciones para proteger las confecciones y la producción local, lo que según la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, CCCA, no ha cumplido.


La principal diferencia que tienen los empresarios con el Gobierno es la política arancelaria de importaciones, ya que no es lo suficientemente alta para proteger los intereses de los productores nacionales, quienes en comparación con países asiáticos están en desventaja porque la mano de obra de esa región es mucho más barata que la nacional. Allá el costo mensual es de entre 40 y 80 dólares, mientras que en Colombia es de alrededor de 400. Esta situación favorece a las compañías importadoras, ya que no se fomentan la producción local, sino que aprovechan los bajos precios para traer productos terminados y comercializarlos.

Debido a lo anterior, el panorama para los trabajadores y empresarios de la industria textil y confecciones no pinta nada bien, de acuerdo con lo que dice la CCCA, quien no ve con buenos ojos el impuesto a las importaciones que se plantea desde el Ministerio de Comercio, en cabeza de José Manuel Restrepo, con quien han tenido varias reuniones en las que no se han podido llegar a un acuerdo en este punto.


Según Jorge Duque, vocero de la CCCA, el Gobierno no ha cumplido lo prometido en campaña cuando ofreció incluir un aumento en los aranceles a las importaciones textiles en el Plan de Desarrollo, sino que, por el contrario, partidos de oposición como las FARC y el Polo Democrático fueron quienes los acompañaron firmemente en esta propuesta que el Gobierno a duras penas aprobó, pero que con una maniobra de sus mismos funcionarios lograron que la Corte Suprema tumbara este punto.

Por lo anterior, la Cámara de Confecciones pidió un ministro ah doc, porque insisten que no se está protegiendo a la industria nacional, sino a los intereses de los importadores que hay en el país.

Las dificultades con las importaciones no son un problema actual, según lo manifiesta Nely Ardila, empresaria bogotana, quien comentó que desde hace varios años cuando se firmaron los tratados de libre comercio los pequeños y medianos empresarios han sido golpeados por los bajos precios de los productos importados. Ya que antes de los acuerdos comerciales se podían encontrar prendas de vestir con cierto costo, pero después la competencia se volvió muy desigual porque los valores eran más bajos y los productos de mala calidad, cosa que a los compradores no parecía importarles. Agregó también que Colombia es un país que tiene la capacidad de producir y no necesita importar de todo porque esto afecta duramente, no solo a los comerciantes y trabajadores de la industria textil, sino a otros sectores de la economía como la agricultura.

Organizaciones como la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, no apoyan un incremento a las importaciones y argumentan que en un momento de reactivación económica como el que vive el país, esta acción traería consecuencias negativas para el consumidor porque los precios aumentarán y quienes deben pagar los costos elevados son los compradores con menos ingresos. Además, también mencionan que este tipo de medidas permiten que crezca el desempleo, la informalidad y el contrabando. Igualmente explican que las razones por las que se hace esta propuesta no tienen que ver con motivos económicos, sino intereses políticos en una época preelectoral.

Lo que le queda al sector textil, ya que el Gobierno de Duque ha incumplido lo prometido en campaña, es seguir escuchando propuestas de sectores alternativos que apoyen la iniciativa de promover la producción nacional, y si la situación sigue siendo desfavorable, a los comerciantes y trabajadores no les temblará el pulso para salir a protestar en las calles. Así lo manifestó Jorge Duque, vocero de la Cámara Colombiana de Confecciones.

La CCCA seguirá velando por los intereses de los empresarios y trabajadores de la industria textil y de confecciones, para que en lugar de incentivar la compra de productos importados, se promueva la producción local y se puedan generar más puestos de trabajo en el país, para que haya una competencia más equilibrada entre las potencias asiáticas que dominan ese tipo de mercados y Colombia. De esta forma ayudar a una reactivación económica.


Si llegaste hasta acá…

Es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. Radio Chécheres tiene un compromiso de más de 9 años con ella y cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé tu medio de información independiente aportando a nuestra Vaki: